REDES SOCIALES2

Administrador

domingo, 9 de febrero de 2014

La política de la experiencia

 

Hoy en día hay pocos libros que se puedan perdonar. Quizá exista un tono negro en una tela, un silencio en la pantalla y una hoja de papel blanco vacía. Apenas hay relación entre la verdad y la «realidad» social. A nuestro alrededor se dan pseudo-acontecimientos a los que nos acomodamos con una falsa conciencia, adaptada para observar estos sucesos como reales y verdaderos, e incluso como agradables. Actualmente, en la sociedad de los hombres la verdad reside menos en lo que las cosas son que en lo que no son. Nuestras realidades sociales son enormemente feas si las miramos a la luz de la verdad desterrada, y la belleza ya casi es imposible, a no ser que se trate de una mentira. ¿Qué es lo que hay que hacer? Y nosotros, que estamos todavía medio vivos en el seno de un capitalismo que envejece, ¿podríamos hacer otra cosa que reflejar la decadencia que nos rodea y que está dentro de nosotros? ¿Podemos hacer otra cosa que no sea cantar nuestras amargas y tristes canciones de desilusión y de derrota?

1 comentario: