REDES SOCIALES2

Administrador

jueves, 13 de marzo de 2014

El Existencialismo



Acerca de la filosofía de la existencia hay por lomenos un punto en el cual, desde el comienzo, es-tamos todos de acuerdo: que en Italia se ha ha-blado y se ha escrito demasiado sobre ella. Perohay que añadir en seguida —espero que esto sirvapara disculparme si yo mismo vuelvo sobre el temauna vez más— que no se podía o, mejor, no se de-bía dejar de hablar y de escribir sobre ella, porquela filosofía de la existencia ya no es —quizá nuncalo ha sido— una opinión personal de algún profe-sor alemán o de algún artista francés, sino unamanera de filosofar que responde extraña y mara-villosamente a la vocación filosófica, hasta diría algusto filosófico de nuestro tiempo. Como tal lallevamos dentro de nosotros con conciencia satis-fecha o con desafío, con orgullo o con repugnancia,y la llevábamos como aspiración o como tentaciónaun antes de que nos la revelaran sin esbozoalguno.Vamos a ocuparnos del existencialismo no comode la doctrina de Heidegger o de Jaspers, sinocomo de una actitud espiritual que abarca muchascosas más de las que están contenidas en dos o treslibros de filosofía, y tiene vínculos y resonanciasen un mundo mucho más amplio que el que secontempla desde una cátedra universitaria. Lavuelta, que ahora intentamos, a un tema del quese ha abusado tanto puede encontrar, en esta pers-pectiva y con esta intención, su principal justifi-cación, por lo menos frente a los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario