REDES SOCIALES2

Administrador

viernes, 1 de agosto de 2014

El pasado de la mente

 

 ¿Por qué el cerebro humano insiste en interpretar el mundo y en construir un relato? Michael S. Gazzaniga, uno de los especialistas en neurociencia cognitiva más importantes del mundo, muestra cómo el cerebro y la mente logran la asombrosa hazaña de construir nuestro pasado, un proceso lleno de errores de percepción, memoria y juicio. Pone en duda nuestras habituales nociones de self y realidad: los sistemas específicos instalados en el cerebro harían su trabajo de manera automática y en gran medida al margen de nuestra conciencia. Las consecuencias de lo que expone pueden alterar profundamente nuestro entendimiento de la percepción y la memoria, de la profundidad de lo instintivo humano y del modo como construimos lo que somos y nuestra posición en el mundo que nos rodea. Durante los últimos treinta años, las ciencias de la mente no solo han dibujado un cuadro de cómo está construido el cerebro, sino también de para qué ha sido construido. El resultado es maravillosamente claro y definido y da la razón a William James: el ser humano está dotado de muchos más instintos que los animales. Todo bebé nace con circuitos que compulsan información y le permiten funcionar en el mundo físico. Incluso lo que nos permite comprender las relaciones sociales puede surgir de leyes de la percepción que ya están inscritas en el cerebro del bebé. Lo mismo vale para la habilidad de transmitir cultura —acto que sólo es una parte del repertorio humano: puede brotar de numerosos procesos automáticos y únicos que darían origen a capacidades del tipo de las creencias y la cultura. Gazzaniga explica cómo la mente interpreta datos que el cerebro ha procesado antes, lo que hace que "nosotros" seamos los últimos que nos enteramos. Nos muestra que lo que "nosotros" vemos es frecuentemente una ilusión y de ningún modo lo que el cerebro está percibiendo; los recuerdos erróneos se transforman en parte de nuestra experiencia, la autobiografía es una ficción.


No hay comentarios:

Publicar un comentario