REDES SOCIALES2

Administrador

jueves, 9 de octubre de 2014

La vida en un mundo conectado

 

Un mundo repleto de sensores interconectados cambiará nuestra forma de ver, oír, pensar y vivir.
 
Le proponemos un divertido experimento: cuente los sensores electrónicos presentes a su alrededor. En su ordenador hay cámaras y micrófonos. En su teléfono, sensores GPS y giróscopos. El medidor de su estado físico dispone de acelerómetros. Y, si trabaja en un edificio de oficinas moderno o vive en una casa reformada hace poco, se hallará rodeado de sensores de movimiento, temperatura y humedad.
Tal abundancia se debe a que la mayoría de estos dispositivos han evolucionado según la ley de Moore: su tamaño y coste se han reducido a medida que aumentaban sus prestaciones. Hace algunas décadas, los giróscopos y los acelerómetros que hoy incorporan todos los teléfonos inteligentes eran caros, voluminosos y su uso se limitaba a aplicaciones como naves espaciales y sistemas de teledirección de misiles. Al mismo tiempo, han estallado las conexiones en red. Gracias al progreso en el diseño de dispositivos microelectrónicos, en el aprovechamiento de la energía y en el control del espectro electromagnético, un microchip de menos de un dólar puede hoy conectar un conjunto de sensores con una red de comunicaciones inalámbrica de baja potencia.

Todo esto lo puedes descubrir en este número de Investigación y ciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario