REDES SOCIALES2

Administrador

domingo, 19 de octubre de 2014

Semiología quirúrgica

 


El establecimiento de un diagnóstico quirúrgico consta de siete etapas, de las cuales generalmente sólo son necesarias tres o cuatro.

    1. Se lleva a cabo el interrogatorio y el examen general del paciente.
    2. Se buscan los signos físicos.
    3. El cirujano elabora mentalmente los signos recogidos en 1 y en 2 y deduce una conclusión lógica.
    4. Se efectúa el diagnóstico diferencial, que es también un proceso mental, principalmente de exclusión, que se reforzará, siempre que sea posible, con la búsqueda de nuevos signos fisicos.
    5. Se vizualizan las regiones interiores más accesibles por medio de ingeniosos tubos, tales como el cistoscopio, sigmoidoscopio, esofagoscopio, y broncoscopio.
    6. Se llevan a cabo investigaciones confirmatorias, por ejemplo, radiográfias, quimicas y bacteriológicas, generalmente efectuadas por un colega.
    7. Se lleva a cabo una biopsia o una operación exploratoria.
      Si, después de agotadas las siete etapas, no se ha podido llegar a un diagnostico, existen dos posibilidades: la naturaleza cura al paciente de su enfermedad, y el diagnóstico permanece para siempre como una suposición: o bien el paciente muere y la autopsia, suprema corte de apelación, revela, si lleva a cabo, la afección padecida por el paciente.

      Las siete etapas pueden titularse el "crescendo quirúrgico". Este libro trata principalmente de la segunda etapa y de la última parte de la cuarta.

"¡Datos, dadme datos!" exclamaba Sherlock Holmes. En las exploraciones que siguen se ha puesto especial empeño en enseñar al estudiante a extraer y a reunir datos sobre los cuales apoyarse para formular un diagnóstico razonado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario