REDES SOCIALES2

Administrador

domingo, 14 de junio de 2015

Spinoza y el problema de la expresión

 

 En el primer libro de la Ética, a partir de la definición 6, aparece la idea de expresión: «Por Dios entiendo un ser absolutamente infinito, es decir, una substancia consistente en una infinidad de atributos, de los que cada uno expresa una esencia eterna e infinita». Esta idea adquiere en seguida una importancia cada vez mayor. Es retomada en variados contextos. Ora Spinoza dice: cada atributo, expresa una cierta esencia eterna e infinita, una esencia correspondiente al género del atributo. Ora: cada_atributo expresa la esencia de la substancia, su ser o su realidad. Ora, en fin: cada atributo expresa la infinidad y la necesidad de la existencia substancial, es decir, la eternidad. Y, sin duda, Spinoza muestra bien cómo se pasa de una fórmula a otra. Cada atributo expresa una esencia, pero en cuanto expresa en su género la esencia de la substancia; y como la esencia de la substancia engloba necesariamente la existencia, es función de cada atributo expresar, junto a la esencia de Dios, su existencia eterna. Sea como sea, la idea de expresión resume todas las dificultades que conciernen la unidad de la substancia y la diversidad de los atributos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario