REDES SOCIALES2

Administrador

viernes, 11 de diciembre de 2015

ARTE Y FILOSOFÍA

 

 Este libro no está dirigido a los que creen que ya saben, sino a los que están en continuo proceso de estudio, este texto es en sí mismo una búsqueda y por eso una invitación a la búsqueda. Se le plantea al lector, desde el comienzo de la obra, un método de lectura que no es otro que el de los tres principios del racionalismo, según Kant: pensar por sí mismo, pensar en el lugar del otro y ser consecuentes. Se trata de ideales, lo recuerda el autor: algo que no es realizable en absoluto pero que sirve de guía y en esa medida dotado de eficacia. En el texto el autor muestra cómo las exigencias de la lectura crítica son extensibles a las artes plásticas, la arquitectura y la música. Desgraciadamente se sigue insistiendo en una actitud acrítica cuando se trata de un cuadro o una escultura, hasta el punto de que quienes ejercen la critica artística frecuentemente encarnan y promueven la más absoluta ignorancia so pretexto de no dañar la presunta espontaneidad de la obra artística.

No hay comentarios:

Publicar un comentario