REDES SOCIALES2

Administrador

domingo, 28 de diciembre de 2014

El doble crimen de las hermanas Papin

 


 Nunca, en los anales de la criminología francesa, se había visto un crimen tan "horrible, abominable y monstruoso" como el sucedido la tarde del 2 de febrero de 1933 en la ciudad de Le Mans, en el norte de Francia.
 Con estos y otros calificativos más, los encargados de la justicia civil (policías, procuradores, jueces, fiscales, abogados, criminólogos, psiquiatras forenses y demás peritos) expresaban su estupor ante los asesinatos de la señora Lancelin y su hija. Las empleadas domésticas de la familia Lancelin, Christine y Léa Papin, fueron detenidas de inmediato -nunca intentaron huir, ni negaron su crimen- "las masacramos", fueron sus palabras.
 En un momento dado del proceso, la discusión cambió de terreno: del campo de lo jurídico se desplazó al de lo psiquiátrico. Dada la crueldad del crimen y de su aparente falta de motivo, ¿debía considerárseles responsables de su acto?

 La polémica se desplegó. Hubo diferentes pronunciamientos a favor y en contra. Desde los peritos hasta los periodistas se pronunciaron, los hermanos Tharaud escribían sendas notas periodísticas. También se pronunciaron de inmediato Benjamin Péret y Paul Elouard en Le surréalisme au service de la révolution, y Jacques Lacan con su artículo Motifs du crime paranoïaque, publicado en la revista surrealista Le Minotaure. Más tarde, Jean Genet publicaría su pieza Las criadas, basada en ese acontecimiento, Jean Paul Sartre discutiría lo sucedido en Saint Genet, comédien et martyr, mientras que Simone de Beauvoir haría lo propio en La force de l'âge. Todavía más tarde, Vauthier y Papatakis filmarían Les abysses y P. Houdyer publicaría Le diable dans la peau.

 ¿Fue inmotivado el crimen? Si no lo fue, ¿cuáles fueron sus motivaciones? ¿fueron responsables Christine y Léa de su acto? ¿qué incidentes tuvieron una incidencia en el crimen y por qué? ¿acaso es posible un viraje de la paranoia a la esquizofrenia o más bien esta última sería una paranoia absolutamente lograda? ¿es posible que un ser hablante pueda "decirlo todo" y luego dejarse morir por la vía de una caquexia vesánica? ¿existe una folie à deux entre las dos hermanas o en realidad eran tres las Papin? El pasaje al acto fue una "solución", ¿a qué?
 En 1984, tres psicoanalistas publicaron, por primera vez, lo que habría de ser el resultado de una fábrica de caso. Fabricaron el caso de las hermanas Papin -del cual este libro es su versión en nuestra lengua- y dieron respuesta a estas y a otras preguntas. En esta edición publicamos, además de las fotografías que aparecieron en la versión original, algunas fotos inéditas hasta ahora, así como una Addenda con un artículo de Jean Allouch que tampoco está presente en la edición francesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario