REDES SOCIALES2

Administrador

viernes, 17 de julio de 2015

¡Goza Tu Síntoma!: Jacques Lacan Dentro Y Fuera De Hollywood

 

Siempre me ha parecido extremadamente repulsiva la práctica
corriente en los restaurantes chinos de compartir los platos
principales. De modo que, hace poco, cuando expresé esta repulsión
e insistí en terminar solo mi plato, me convertí en víctima de
un ‘psicoanálisis salvaje’ irónico por parte de mi vecino de mesa:
¿no es acaso esta repulsión, esta resistencia a compartir una
comida, una forma simbólica del miedo a compartir una pareja, es
decir, a la promiscuidad sexual? Desde luego, la primera respuesta
que me vino a la mente fue una variación sobre la advertencia
de Quincey contra el ‘arte del asesinato’ –el verdadero horror
no es la promiscuidad sexual sino compartir un plato chino–:
‘¡Cuántas personas iniciaron su camino de perdición con alguna
inocente violación en pandilla, que en ese momento no tenía gran
importancia para ellas, y terminaron compartiendo los platos
principales en un restaurante chino!’

No hay comentarios:

Publicar un comentario